Los dos generales

En 1492, en Toledo se discuten el Cid y Tirant lo Blanc, los dos generales del ejército de Castilla. Los dos discuten sobre dónde dirigir el ejército una vez finalizada la reconquista. El Cid, el cual se caracteriza por su fe y su espíritu nacional, quiere seguir avanzando invadiendo a los musulmanes por el norte de África. Tirant, que se caracteriza por su valentía en combate, su estrategia y su lealtad, opina que como ya había finalizado la Reconquista quería enviar el ejército a ayudar a su aliado, el Imperio Griego de sus enemigos los turcos, pero eso solo será una excusa para que su amada, la hija del emperador griego, pueda comprobar su valía en combate desde cerca. Discuten en una habitación privada:

-Sé que ya hemos echado a los musulmanes de nuestra tierra, pero el sufrimiento que nos han dejado durara años, por eso debemos enviar nuestro ejército al otro continente para seguir con nuestra lucha y convertir los ciudadanos musulmanes al cristianismo.

-Este plan tuyo es un sin sentido, si ya hemos expulsado a los musulmanes para qué vamos a su territorio a perder más hombres, nuestros aliados los griegos tienen problemas para defender su territorio, el imperio Turco le supera en hombres y armamento, debemos ayudarles tal y como pone en nuestra alianza.

-No estoy de acuerdo contigo, no creo que debamos ayudarles, ellos no nos han ayudado en nuestra lucha.

-Claro, ¿cómo quieres que nos ayuden? Si ellos están continuamente perdiendo batallas no tienen hombres para ayudarnos.

-Ellos se tienen que espabilar solos, como hemos hecho nosotros, además nuestros hombres prefieren morir luchando por los cristianos en tierras musulmanas antes de ir a morir a un lugar del cual casi todos desconocen.

-Nuestros hombres solo luchaban por echar a los musulmanes de la península, ahora ya les da igual si están en su tierra, y además nuestros hombres son hombres de palabras como yo y están dispuestos a ir a luchar contra los turcos.

-Es verdad que son hombres de palabra pero todos creen en Dios, y prefieren ir a combatir infieles.

-¡Pero si los turcos también son musulmanes!

-Seguro que no, seguro que los turcos solo quieren matar, que a ellos no les importa su religión, solo es una excusa para matar occidentales. Y además, no creo que a ti tampoco te importe el imperio Griego, solo quieres ir allí para que tu amada te vea.

-¡Eso es mentira! Jamás pondría en peligro mis hombres para mi beneficio.

-Ahora desmiéntelo, pero en tu vida solo te quieres a ti mismo, ni a tus hombres ni a tu religión, si tú estás bien todo lo demás no existe.

-Deja de mentir, vamos hacer una cosa, vamos a dividir el ejército, los que quieran luchar contigo en territorio musulmán que se vayan contigo, los otros los que quieran ir a ayudar a sus aliados los griegos que vengan conmigo.

-Me parece correcto, ahora verás cómo nuestros hombres prefieren luchar por su fe que por sus alianzas con imperios débiles.

-Yo creo que será el contrario, nuestros hombres prefieren luchar defendiendo su palabra y también su fe antes que solo luchar por su fe.

-Lo dudo pero vamos a hacer este plan.

En 1493, el ejército de Castilla se divide en dos, los que quieren ir al norte de África luchar contra los musulmanes y los que quieren ir a defender a los griegos de los turcos.

Al Cid, no le fue bien porque al dividir el ejército él se quedó con una pequeña parte, una parte sin ninguna posibilidad de ganar la guerra allí. En una emboscada musulmana, matan al Cid y los soldados al ver que no podían ganar se retiraron y volvieron a la península abandonando allí las pequeñas aldeas obtenidas y el cuerpo de su general.

A Tirant, en las costas griegas tenía un gran número de soldados, así que le fue fácil rechazar el ataque de los turcos. El emperador al ver su valentía le ofreció la mano de su hija, nunca se casaron porque Tirant murió de forma inesperada días antes de la celebración.

Autor: Marc Caixal

Profesora: Juana Aran

Institut Jaume Huguet – Valls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>